16/5/22

Prefiero pescar a cazar

 

Intro:

Arran de la xerrada de Txema Salvans, vaig pensar tot això:

Entrecometes del Txema: “l’aprenentatge amb el temps i la degeneració del cos”. De més jove era “caçador”, buscava el moment (en el projecte Nice to meet you [https://txemasalvans.com/work/nice-to-meet-you/]”) i disparava. Ara diu que és pescador, la diferencia entre buscar activament una víctima i esperar i observar.

Desarrollo:

Ahora comprendo pues por qué no debo sentirme mal si no puedo volver a estar cazando pequeños proyectos en campos nuevos, como editar x o y con una herramienta nueva, hacer o editar subtítulos con otras herramientas más nuevas, ajustar traducciones para doblaje, transcribir la pronunciación de palabras en un nuevo sistema adecuado para ordenador que acabo de saber que existe, pensar cómo cobrar por palabra ese trabajo que aún no sé hacer (yo era un crack en fonética, pero tendría que "estudiar" cómo se traslata el antiguo alfabeto fonético internacional a este nuevo X-SAMPLE). Pre-editing, es lo úlitmo. Que hasta casi me gusta, pero he ganado en una semana unos 30 euros brutos en dos ratos. Cosas así son las que me proponen: más pruebas, rellenar formularios, trabajar casi en plan becaria recién salida del horno. Casi me recuerda a lo de poner capuchas a ls bolis BIC a peseta por capucha. 

O aceptar un proyecto de la empresa de siempre solo porque la tarifa parece buena sin poder pararse a mirar el original porque, si no, alguien se lo lleva inmediatamente. Prisas, rápido, todo rápido, tener múltiples cosas en la cabeza todo el tiempo.

No era eso lo que tenía pensado para mi madurez como traductora.

Sé que tenemos que adaptarnos a los tiempos, pero, dadas las circunstancias, prefiero adaptarme hacia otro lado, aunque no tenga nada que ver con la traducción. Porque hacer cosas “alrededor de la traducción” no era un sueño de mi vida.

Soy consciente de que si hubiera elegido ser peluquera, que era mi primer sueño laboral, igual ahora lo tendría jodido también con tanta competencia. O con el túnel carpiano. Pero como sería buena, trabajaría y después me iría a casa y descansaría. En esa línea voy en mi búsqueda estilo pescador de nuevas oportunidades.

Si he de romperme los cuernos, dejarme la vista y las neuronas, para ganar poco, de momento me puedo quedar como estoy, no tengo necesidad de enriquecer a más empresas o personas.

Mejor vivo y descanso un poco aunque coma arroz blanco (integral, que es mejor para las señoras de mi edad).

No hay comentarios:

Publicar un comentario